martes, 2 de agosto de 2016

HIDROVÍA NUEVA INFORMACIÓN

 MOVIMIENTO  “Estudios de agencias locales hablan de unas 2.100 naves en tránsito en la hidrovía, un 45% de las cuales son del tamaño “panamax”, y se espera en los próximos 10 años un incremento del 77%.


INTERÉS 

Nuestro país tiene un interés en el funcionamiento del sistema de la Hidrovía. Ese interés, o, quizás, sería mejor hablar de un conjunto de intereses, tiene raíces históricas y también causas contemporáneas.
Estas últimas incluyen que tanto Montevideo como Nueva Palmira necesitan atraer cargas provenientes o dirigidas a los demás puertos de la Cuenca. Por dos motivos: porque esos embarques son una exportación de servicios y porque gracias a ese volumen adicional de mercaderías, los usuarios uruguayos acceden a servicios de transporte marítimo en condiciones y a costos que no tendrían si nuestros puertos manejasen exclusivamente cargas uruguayas. 
La importancia de las cargas provenientes de aguas arriba de la Cuenca está demostrada por el hecho de que el aumento de los embarques provenientes del Paraguay haya atenuado la pérdida de contenedores de transbordo que sufre Montevideo, debido a la discriminatoria Disposición 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la República Argentina. 
La Hidrovía es una arteria vital para nuestros vecinos ubicados aguas arriba de los ríos Paraná y Paraguay. 
En un reciente seminario realizado en Asunción, el ministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Eladio Loizaga, recordó que el 85 por ciento de las exportaciones de su país es transportado por vía fluvial a través de la Hidrovía. 
El ministro explicó que para el Paraguay es de vital importancia dinamizar y desarrollar los aspectos institucionales y estructurales del sistema de navegación fluvial formado por los ríos Paraguay y Paraná, y enmarcado por el Acuerdo de Santa Cruz de la Sierra (Acuerdo de Las Leñas). 

x

martes, 5 de abril de 2016

domingo, 20 de diciembre de 2015

Nuestro monte nativo

En Uruguay existen distintos tipos de ambientes naturales que se diferencian entre sí a simple vista y que todos somos capaces de percibir como diferentes, tales como la pradera, los ambientes costeros, los humedales o el monte indígena. En el caso de este último, dicha percepción se basa en que las especies leñosas destacan sobre las muchas otras especies que componen el ecosistema monte indígena.
El elemento primordial de todo ecosistema es la energía solar, que posibilita la elaboración de materia orgánica (fundamentalmente en las hojas) a partir del carbono atmosférico y de los elementos inorgánicos que sirven de nutrientes (normalmente extraídos del suelo por las raíces). En general, las únicas especies capaces de aprovechar esa energía para producir materia orgánica son los vegetales y por eso son denominados productores primarios. En el caso del monte indígena, estos productores primarios son vegetales como árboles, arbustos, hierbas, cañas, tunas, helechos, musgos, trepadoras, epífitas, y otras, que en su conjunto sirven de sustento a la mayoría de las demás especies animales y vegetales que habitan el monte. Los productores primarios tienden a distribuirse en el monte en aquellos sitios que mejor se adaptan a sus necesidades. En el caso de los árboles y arbustos, aquellas especies con mayores requerimientos hídricos (como el sarandí, el sauce o el mataojo) se instalan dentro o cerca del agua, en tanto que las mejor adaptadas a situaciones de escasez de agua tienden a ubicarse en la parte externa del monte (como la aruera, el espinillo o el molle).Sin embargo, el agua no es el único elemento que determina la distribución de los productores primarios dentro del monte, sino que también resultan determinantes elementos como las temperaturas extremas, los tipos de suelos, la luminosidad, la humedad atmosférica, los vientos. Ello explica que algunas especies subtropicales sólo se desarrollen en el norte del país (como el guayubira, cambuatá, ibirapitá, timbó). También explica que haya especies que necesitan protección contra el exceso de insolación, las heladas o los vientos, sin la cual no podrían sobrevivir.

FELICIDADES PARA TODOS


sábado, 6 de junio de 2015